Turismo - Fiestas
La romería de Santo Domingo de Xirazga
Publicado en "O Quince" no 1992 por Enrique Bande Rodríguez.
 
Los primeros dias del mes de agosto de cada año multitud de romeros acuciados por los dolores de cabeza, las herpes, los "coxos", el reuma y por muchos otros males misteriosos que no se curan "andando caminos de médicos", llenos de tristeza por tener la vaca o el cerdo enfermo, esperanzados, acuden a Santo Domingo de Xirazga para que les aleje y les "libre de pestes y males extraños". La ermita está situada en una altiplanicie asentada entre el Coto Covelo y el Outeiro Grande, al lado de la carretera comarcal que desde Doade va a enlazar en Cerdedelo con la nacional de Pontevedra a Ourense. Pertenece a la parroquia de Santo Domingo de Xirazga, curato que hasta el año de 1.956 perteneció a la Archidiocesis de Santiago de Compostela por ser rayana con "Tierra de Montes".

Procesión de Santo Domingo

El culto a Santo Domingo data de la Baja Edad Media dado que fue entonces cuando se afincaron entre nosotros las órdenes mendicantes Franciscanos y Dominicos. Estos últimos se asentaron en Pontevedra y Ribadavia y su impacto evangelizador hizo que naciese dicho santuario como refugio y centro difusor de la devoción del rosario entre las dos villas. El culto a Santo Domingo vino a cristianizar un lugar donde se practicaron ritos religiosos mágico- máticos y paganizantes dedicados a las piedras, al agua, a los árboles y a los montes. Esto lo testifica el que en el entorno del actual santuario haya "pozas que son como la "fuente santa" y varias mamoas muy saqueadas que nos hablan de ritos funerarios comunitarios y de culto a los muertos. Allí donde hubo antes un lugar de culto pagano frecuentado por los pastores de la comarca se erigió más tarde la ermita santificando así la cumbre de la montaña. El día de la romería flota en el ambiente un ritual ancestral modernizado.

Las primeras noticias documentales que poseemos de dicha ermita nos remiten a finales del siglo XVI y primeros años del siglo XVII. Esta ermita sabemos que fue visitada por los arzobispos y obispos de Santiago de Compostela en 1.737 y 1.746. El cardenal Jerónimo de Hoyos en sus "memorias" nos dice que en la parroquia de San Salvadorde Xirazga hay una ermita de Santo Domingo en el monte. Por una visita hecha a dicha ermita en 1.778 sabemos que estaba totalmente arruinada. En 1.785 el culto a Santo Domingo de Xirazga habla caldo en el olvido y por ello el visitador ordena que se entierren las imágenes de los santos. El culto al "Glorioso Patriarca" inició una lenta agonía hasta 1.797, año en el cual el mayordomo Juan Cendón vecino de Alén efectúa la primera recolección de limosnas para la reconstrucción de la ermita. Es ahora cuando se inicia la reedificación de la ermita, reedificación que dura hasta el año 1.857. Sabemos que durante estos años trabajaron en la fábrica de la ermita hasta 200 obreros y artesanos, canteros, carpinteros y herreros. Entre los maestros de la obra figuran artistas afincados en Cerdedelo como son José Nieto, Antonio Cerviño, Manuel Rojo, Manuel Portavales y el Maestro Ovelleiro quien también hizo la torre de la iglesia parroquial del Divino Salvador de Xirazga, hoy reformada después de ser derruida por un rayo hace unos años. Se trata de una muestra típica del barroco tardío como lo demuestran la fachada telón o retablo, las puertas enmarcadas en orejeras, las pirámides con bolas, la hornacina que alberga la iconografía del santo, la torre obra del citado Ovelleiro, las ménsulas y el taqueado. Los materiales empleados son el granito en ángulos, cornisas, zócalos, piso, bóvedas, fachada, marcos de puertas y ventanas y la pizarra en el resto lo mismo que en la cubierta con bóveda de cañón en la nave longitudinal y de arista en el crucero.

Coronando la capilla mayor hay un retablo de piedra con mesa o pedrella, y dos cuerpos separados por una imposta incurvada, cada cuerpo tiene tres calles En la central está la sede del santo.

Durante los días de la novena y en la fiesta el santo vestido con capa de peregrino se expone bajo el crucero en un carro procesional de madera con dos ejes, de uno de ellos tira un timón o "chavella" dicho carro va engalanado con cintas que tocan los romeros y rodeado de exvotos. Hay otra efigie del santo llamada "El Santo Domingo Pequeno" vestido con atributos de fraile dominico, es el que le dan a besar a los romeros que acuden a la romería.

El día de la fiesta a lo largo de la mañana van llegando los coches con los romeros procedentes Vigo, Pontevedra, Redondela, Santiago de Compostela, La Coruña, Puenteareas, Fornelos de Montes, Forcarey, Silleda, La Cañiza, Covelo, Beariz, Avión, Ourense, Arbo, Carballino, Melón, Ribadavia, La Estrada, La Franqueira, Feas, Candosa, Pentosa, Baiste, Lalin, y de la "Tierra de Montes", dado que esta es el altar de gracia de Santo Domingo de Xirazga . Algunos hacen el camino a pie haciendo penitencia dado que el camino entraña una fuerte dosis de sacrificio, llegan ofrecidos con hábitos y velas en las manos, andan de rodillas alrededor de la ermita y dentro rodeando el carro del santo.

Llegan madres con niños pequeños ofrecidos por ellas, jóvenes y personas mayores que vienen a implorar el auxilio del santo y su celestial remedio. Los romeros antes de entrar en la ermita se acercan a un recinto contiguo y comprará exvotos de cera consistentes en figuras que representan cabezas, brazos, manos, pechos, piernas, cuerpos, y figuras de animales como vacas, cerdos, cabras, bueyes, corderos... También compran estampas, velas, rosarios y mortajas. Otras veces no compran nada pero vi a uno que decia "eu quero pagar un porco, ¿canto vale?, y acto seguido entrega el dinero. En el mismo local dejan los ofrecimientos que a lo largo del año le hicieron al santo consistentes en gallinas, gallos, pavos, tocinos, huevos, chorizos, uñas de cerdo, orejas, cachuchas, lacones, rabos, perniles, tazas de manteca y del "pingo", y hábitos. Dichos productos por la tarde después de comer los romeros y peregrinos los subastan.

La "santera" o sacristana al recibir los ofrecimientos de mano de los romeros dice "Santo Doingo cho agradeza".

Los romeros acuden a la fiesta piden a la santera o encargada, una mujer especialista en estos rituales llamada Ermita Validas, residente en Doade que les ponga el santo. Ella haciendo cruces les pone el santo en la cabeza, la frente, los hombros y los brazos diciendo "Santo Domingo Glorioso che cure pestes e males extranos"... Se trata de una especie de exorcismo. El romero a quien le fue impuesto el santo haciendo una inclinación responde "Amén". Presencié el caso de un romero que quería comprar un exvoto, figura de cera que representase un "perro" y cuando la santera le contestó que eso no lo tenía el joven se quedó muy triste (se conoce que lo había ofrecido para que le sanase un perro al que le tenga gran cariño). También presencié el caso de un joven que le dijo a la santera "poñame o santo haber se me da sorte" a lo que la señora respondió "Algo de sorte hache dar" a la par que le imponia el santo, al rematar el rito el joven respondió "xa estamos listos" y se marchó convecido de que el santo le iba ayudar en sus enfermedades. Después de haber impuesto el santo los romeros entran en la ermita y oyen misas. Rematada cada una de ellas es el momento cumbre de la expresión de la religiosidad popular, los romeros en tromba se acercan al carro tocan el santo sus cintas y le pasan, por sus cabezas, caras, y cuello creyendo profundamente que las virtudes profilácticas del santo por ley de contigüidad pasan a sus cuerpos enfermos y los curan o les protejan para que no enfermen dado que en aquella comarca hay la creencia de que la enfermedad viene causada por un cuerpo extraño que penetró en el paciente poniéndolo enfermo. Presencié el caso de varias devotas que le pasaban al santo los panes y las rosquillas que llevaban para sus casas convencidas de que allí iba la virtud curativa del santo que a lo largo del año protegerle la casa, las personas, los animales y los frutos. Oyen la misa llamada grande en ella igual que en las que le precedieron el sacritán pide limosnas diciendo "Devotos de Santo Domingo" mientras suenan las monedas en el plato... Después acompaña la procesión con Santa Domingo en el carro acompañado del Sagrado Corazón, San Antonio y la Virgen en las andas, por la explanada convirtiéndose aquello en una verdadera espifanía o manifestación del foco de la sacralidad al exterior cantando los gozos del Santo: Pues teneis un corazón dulce, afable y amoroso Domingo, Padre Glorioso daznos vuestra bendición.

Rematada la ceremonia acuden a dar misa y a comprar pedacitos de las cintas o lazos del santo para llevarlos también a sus casas como amuletos.

Club de Amigos de BEARIZ

¿ Has olvidado tu clave ?
Inscríbete Aquí en el club de amigos
Descubre la magia - Rutas de Beariz. NUEVO!!


© 2007.Beariz.org .Todos los derechos reservados
Condiciones Legales

Cofinanciado por: